La pesca de arrastre provoca la desertización biológica del fondo del mar

Un estudio liderado por científicos de la Universidad Politécnica de Marche (Ancona, Italia) y en el que han participado investigadores del Instituto de Ciencias del Mar del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (ICM-CSIC) y de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) concluye que la pesca de arrastre intensiva provoca, a largo plazo, la desertización biológica de los ecosistemas sedimentarios de los fondos marinos profundos, reduciendo su contenido en carbono orgánico y su biodiversidad.

La pesca de arrastre utiliza redes lastrada para barrer el fondo de la mar capturando todo lo que encuentra a su paso. Está considerada una práctica muy destructiva para el ecosistema marino pero sigue siendo muy utilizada en diversas partes del mundo, practicándose cada vez a mayor profundidad.

El estudio que se presenta ahora, publicado en el último número de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America (PNAS), se centra en el impacto de esta actividad sobre la meiofauna (organismos de tamaño reducido, entre 30 y 500 micras) que viven en los sedimentos marinos de los caladeros de pesca del talud continental, a unos 500 metros de profundidad. Los resultados revelan que los artes de arrastre, al remover reiteradamente los sedimentos blandos del lecho marino, han propiciado que en las áreas de pesca habitual la meiofauna sea un 80% menos abundante y que su biodiversidad sea un 50% menor que en las zonas situadas a profundidades parecidas donde no se pesca.

Los efectos negativos de la pesca de arrastre también son evidentes en la disminución (hasta un 25%) del número de especies de nematodos (el componente dominante de la meiofauna a estas profundidades). El estudio también revela que los sedimentos empobrecen de forma importante (más del 50%) su contenido en materia orgánica (fuente de alimento de los organismos que viven a estas profundidades), y presentan tasas más reducidas de degradación del carbono (cercanas al 40%), siendo esta una de las principales funciones de los ecosistemas marinos profundos.

Leer más

TYS MAGAZINE - Anunciantes

Víctor Bouzas Blanco

Licenciado en geografía y Postgrado en Tecnologías Digitales de Documentación Geométrica del CSIC. Especialista en diseño cartográfico y análisis geoespacial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba