12 razones contra la búsqueda de petróleo en Baleares

Greenpeace ha presentado este jueves en Ibiza una Declaración de Impacto ambiental negativa con 12 razones por las que se deben paralizar los planes de la gasística escocesa Cairn para extraer petróleo en aguas del mar Mediterráneo. Entre otras conclusiones, la ONG denuncia que la evaluación de impacto ambiental de la petrolífera se ha realizado tomando cada proyecto por separado en vez de hacerlo de manera global y alerta del riesgo de extinción de especies endémicas protegidas.

“No hay por donde coger el informe que ha presentado Cairn”, ha asegurado en rueda de prensa Julio Barea, responsable de campaña de Greenpeace. “Hay imprecisiones y falsedades; hay tantas carencias que es imposible que un organismo autorice estas competencias”. El documento, de 86 páginas, se ha elaborado tomando como base los informes y alegaciones presentadas por organismos e instituciones baleares y por varios departamentos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama), como la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar.

En una rueda de prensa celebrada a bordo del Rainbow Warrior, el buque insignia de la organización medioambiental que llegó el pasado miércoles a Ibiza, se ha destacado la unánime oposición a este proyecto por parte de todos los sectores sociales, desde pescadores hasta empresarios pasando por el Gobierno autonómico, ayuntamientos y organizaciones sociales y ecologistas. Tan solo el colectivo Alianza Mar Blava, creado a raíz de este, engloba a 75 organismos públicos, empresariales, sindicatos, ciudadanos, empresas cuyo sector se ve afectado. “Es un falso mito que las prospecciones vayan a reportar beneficios a la economía”, ha indicado Mari Ángeles Marí, portavoz de la Alianza. Es falso. “Se reducirá el empleo cuando los turistas sepan que cerca de nuestras playas idílicas hay una plataforma petrolífera”.

El propósito final de estos proyectos es extraer petróleo en el subsuelo marino, en aguas profundas, por medio de plataformas petrolíferas en alta mar. Son iniciativas de la misma naturaleza que el que provocó el mayor vertido de crudo de la historia: el de la plataforma Deepwater Horizon de British Petroleum en el golfo de México, el 20 de abril de 2010, que tardó tres meses en poder ser controlado.

Leer noticia completa

Fuente: El País

TYS MAGAZINE - Anunciantes

Víctor Bouzas Blanco

Licenciado en geografía y Postgrado en Tecnologías Digitales de Documentación Geométrica del CSIC. Especialista en diseño cartográfico y análisis geoespacial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba