Ventajas de utilizar el sistema Cashless en festivales

A estas alturas son ya muy pocos los promotores que no conocen de las bondades que ofrece la tecnología RFID en todo tipo de eventos a la hora de facilitar los accesos al recinto.

Sin embargo, su potencial va mucho más allá del control y la agilización de la entrada de los visitantes a los festivales. Por ejemplo, eliminando el dinero en efectivo y permitiendo el pago de los asistentes con un simple giro de muñeca.

Esto es lo que se conoce como sistema Cashless. Un sistema de pago por pulsera al que cada vez se están sumando más festivales de todo tipo, desde los más grandes hasta los más pequeños.

Y es que, como vamos a ver, son muchos e importantes los beneficios de incorporar el sistema Cashless a cualquier tipo de evento, desde ferias gastronómicas a encuentros deportivos, pasando por eventos corporativos y, cómo no, festivales de música.

Veamos los más importantes:

Beneficios de incorporar el sistema Cashless en festivales y eventos

Si has pensado en contar con el sistema cashless para tu festival necesitas conocer algunos de sus puntos fuertes:

Agilizan los accesos y eliminan las colas

Una de las principales ventajas que reporta la tecnología NFC a través de las pulseras Cashless es la reducción en los tiempos de espera en los puntos de acceso y de venta de los recintos.

Gracias al sistema Cashless los asistentes pueden entrar y comprar de forma cómoda y sin necesidad de hacer colas.

La recarga de las pulseras NFC es, además, tremendamente sencilla, pudiendo introducir dinero de forma anticipada a través de una web, una app o de diferentes puntos de recarga físicos.

Mejoran la experiencia global de los asistentes

Al reducirse el tiempo que los asistentes deben dedicar a acceder al recinto, a pedir una cerveza o a comprar una camiseta, estos disponen de más tiempo para disfrutar de los eventos programados.

Los sistemas Cashless agilizan la entrada, evitan las colas, reducen los tiempos de espera en las compras y evitan que los asistentes se pierdan parte de los actos que han ido a presenciar. En definitiva, mejoran su experiencia global.

Facilitan la planificación del gasto

Otra de las ventajas de la utilización de las pulseras de pago es que permiten planificar los gastos mucho mejor que cualquier otro método de pago.

El sistema Cashless ofrece la posibilidad de marcar un límite de gasto a través de la introducción de una carga previa al inicio del evento o de una recarga diaria.

Los programas Cashless más avanzados permiten, además, consultar el saldo en cualquier momento para conocer cuánto dinero queda.

Mejoran la seguridad

Las pulseras de pago sin contacto ofrecen varias mejoras en términos de seguridad. Al eliminarse el efectivo resulta imposible perder el dinero o sustraerlo.

Gracias a la tecnología RFID, quienes pierden su pulsera Cashless no tienen nada de qué preocuparse, ya que el saldo, al ser nominativo, solo puede ser utilizado por el titular de la pulsera.

Se trata, pues, de un sistema que mejora sustancialmente la seguridad de los asistentes a los eventos que lo integran.

Permiten ofrecer descuentos y lanzar promociones

Las pulseras Cashless brindan la posibilidad de ofrecer descuentos y lanzar promociones a lo largo del festival y, si así lo desea la organización o cualquiera de las marcas colaboradoras,segmentarlas.

Por ejemplo, si los días del evento, el organizador quiere aprovechar la última hora de apertura para liquidar los barriles empezamos ofreciendo un 2×1 de cerveza a mayores de edad el sistema detectará si el poseedor de la pulsera es mayor de 18 años y, por tanto, beneficiario de la promoción.

Lo mismo ocurre con las marcas colaboradoras, quienes, si así lo desean, pueden aprovechar para regalar sus productos a las personas que cumplan años durante el festival o realicen un gasto mínimo a lo largo del mismo. Es, pues, un valor añadido para los patrocinadores.

Ofrece un control total sobre ventas y el estocaje

La tecnología RFID permite recibir información en tiempo real del número de asistentes, entradas y salidas al recinto, facturación por barras e incluso ventas de cada camarero. Y lo mismo sucede con el stock.

Recurrir a ella permite, no solo adelantarse a posibles imprevistos y ofrecer la mejor respuesta a determinados escenarios, sino también recopilar información valiosísima para su estudio posterior en busca de optimizar recursos y mejorar el festival.

Pueden combinarse con dispositivos de control de aforos

Por último, pero no por ello menos importante, el sistema Cashless es compatible con otros dispositivos que se sirven de la tecnología RFID como:

  • Lectores de códigos QR que certifican la autenticidad de entradas e invitaciones, reduciendo al máximo el personal en los puntos de acceso al recinto.
  • iBoards o tableros inteligentes que permiten recibir datos, imágenes y métricas del evento en tiempo real y enviarla vía mail o en forma de aviso a través de una app.
  • Postes con fotocélulas para aceptar o denegar accesos y llevar un conteo en tiempo real de la asistencia.
  • Cámaras de presencia para controlar la densidad de visitantes que hay en cada una de las zonas del recinto y, en caso de necesitarse, trazar los movimientos realizados por los asistentes durante su paso por el evento.
  • Cámaras con reconocimiento facial que permiten identificar a todos y cada uno de los visitantes y, si se combinan con controles de temperatura, alertar en el caso de detectar a una persona con fiebre.

Evitar aglomeraciones en la entrada y los puntos de venta, ofrecer pagos rápidos, cómodos y seguros y, en definitiva, brindar la mejor experiencia para los visitantes es posible gracias al sistema Cashless.

TYS MAGAZINE - Anunciantes

Víctor Bouzas Blanco

Licenciado en geografía y Postgrado en Tecnologías Digitales de Documentación Geométrica del CSIC. Especialista en diseño cartográfico y análisis geoespacial.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba