Trucos para ahorrar en calefacción este invierno

Según el IDAE, el 90% de los hogares en España tienen calefacción instalada, y, de ellos, más de un 80% tienen un sistema de calefacción individual. La opción mayoritaria en estos casos es la caldera (en un 50% de las viviendas) seguidas de los radiadores eléctricos y los equipos de aire acondicionado con bomba de calor.

Sea cual sea nuestra forma de calentar la casa, sin un buen aislamiento nunca vamos a tener un sistema de calefacción eficiente que nos ayude a rebajar nuestra factura de energía. Las últimas tendencias en ahorro energético, como la llamada «casa pasiva» se orientan hacia ese objetivo. Si no dejamos salir el calor y entrar el frío, no necesitaremos reponer la energía perdida.

Para lograr un consumo eficiente de la energía y sin necesidad de grandes inversiones, aquí van algunos consejos:

  • Una temperatura de 20ºC es suficiente para mantener el confort en el establecimiento. En los dormitorios se puede rebajar esta temperatura entre 3 y 5ºC
  • Apagar la calefacción por la noche y por la mañana no encenderla hasta haber terminado las labores de limpieza y ventilación de habitaciones.
  • Las válvulas termoestáticas de radiadores y los termostatos programables son soluciones asequibles, fáciles de colocar y que pueden amortizarse rápidamente por los importantes ahorros (entre un 8 y un 13%).
  • Durante las horas de menos actividad en el hotel, hostal, restaurante, etc. podemos rebajar la temperatura del termostato (la posición “económica” de algunos modelos corresponde a esta temperatura).
  • No hay que esperar a que un equipo se estropee. Un mantenimiento adecuado de la caldera nos permitirá ahorrar hasta un 15% de la energía.
  • El aire contenido en el interior de los radiadores dificulta la transmisión de calor desde el agua caliente hacia el exterior. Es conveniente revisarlos y si es necesario purgarlos al inicio de la temporada de calefacción.
  • No cubrir los radiadores ni colocar objetos justo al lado ya que ello dificulta la adecuada difusión del aire.
  • Para ventilar completamente una habitación es suficiente con abrir las ventanas 10 minutos (es el tiempo que se calcula para hacer un renuevo completo del aire).
  • Cerrar persianas y cortinas por la noche evitará importantes pérdidas de calor. Esta medida es interesante aplicarla en aquellas habitaciones que no estén ocupadas.

Fuente: IDAE

[useful_banner_manager banners=7 count=1]

TYS MAGAZINE - Anunciantes

Víctor Bouzas Blanco

Licenciado en geografía y Postgrado en Tecnologías Digitales de Documentación Geométrica del CSIC. Especialista en diseño cartográfico y análisis geoespacial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba