¿Por qué afectarán los extremos climáticos más a España que a otras regiones?

¿Cuando llueve? El agua de los mares, de los campos y de los ríos y lagos se evapora bajo los rayos del sol, como el agua de una olla cuando le damos calor o de una patata metida en el microondas. El vapor sube en la atmósfera con el aire recalentado en contacto con la superficie del planeta. Pero al subir se enfría. La razón del enfriamiento no tiene nada que ver con el sol. En los gases, la temperatura es proporcional a la presión ( hinchen ustedes con ganas una bicicleta con una bomba de mano: al final la bomba tiene tanta temperatura, está tan caliente que no se puede tocar, y eso es debido a los aumentos de presión para hinchar la rueda).

Al subir, el aire cada vez tiene menos aire encima, y su presión es cada vez menor, hasta que cuando llega a la tropopausa, la zona que separa la troposfera de la estratosfera, su presión es tan baja que su temperatura es de alrededor de -70ºC. Al enfriarse, el vapor de agua del aire se vuelve a convertir en agua líquida, gotitas microscópicas que van uniéndose entre si hasta formar las gotas de lluvia. El aire que sube hasta la tropopausa en los trópicos calientes genera mucha lluvia.

Crecida del Ebro a su paso por Tudela (Navarra). Autor: Miguel Ángel García
Crecida del Ebro a su paso por Tudela (Navarra). Autor: Miguel Ángel García

El aire, cuando llega a la tropopausa ya no puede subir más y se mueve hacia los Polos, pero como se mueve más deprisa que el suelo que tiene debajo, porque conserva la velocidad lineal que tenía cuando estaba sobre el ecuador, se va desplazando hacia el Este con respecto al suelo.  Es aire frío y por lo tanto pesado, y baja desde la tropopausa hacia la superficie como baja el aire acondicionado frío si ustedes lo tienen en la parte de arriba de sus habitaciones.

Al bajar aumenta su presión, se calienta y el agua líquida que lleva se vuelve a evaporar, de manera que ya no llueve. Cuando llega al suelo gira de nuevo y se desplaza de Este a Oeste: Los alisios de Canarias, los »Vientos del Comercio» (Trade Winds) de los ingleses, que llevaban a los barcos de vela desde esas Canarias hasta el Caribe, la única forma de llegar allí que tenían todos los barcos, incluso los noruegos, mientras la navegación era a vela.

Leer artículo completo

[useful_banner_manager banners=7 count=1]

TYS MAGAZINE - Anunciantes

Víctor Bouzas Blanco

Licenciado en geografía y Postgrado en Tecnologías Digitales de Documentación Geométrica del CSIC. Especialista en diseño cartográfico y análisis geoespacial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba