Mapa sobre los cambios de población en Europa

Desde el cambio de milenio, Europa ha experimentado cambios demográficos intensos. La intensidad de estos procesos se ha revelado en un nuevo mapa creado por el Instituto Federal de Investigación sobre Construcción, Urbanismo y Desarrollo Territorial (BBSR) de Alemania.

El BBSR recogió datos del período comprendido entre 2001 y 2011. Aunque pueda parecer que son datos obsoletos, en realidad, son las cifras más avanzados que Europa tiene disponibles hasta la fecha  ya que 2011 es el año más reciente para el que existen datos integrales de la población disponibles para el conjunto de Europa. Según sus responsables, el mapa ofrece un nivel de detalle que antes no existía, ya que es la primera vez que se recogen datos publicados por todos los municipios de Europa. Los resultados revelan algunas sorpresas.

El mapa funciona como sigue. Las zonas azul oscuro muestran una caída anual de la población promedio de 2% o más, las zonas azul medio muestran una caída de entre el 1 y el 2%, y las zonas azul claro muestran una caída de hasta el 1%. Las áreas en color beige no han experimentado ningún cambio estadísticamente significativo, mientras que las áreas rojas muestran crecimiento de la población. Los municipios de color rojo oscuro han experimentado un aumento medio anual de la población del 2%, el rojo medio de entre 1 y 2% y las zonas de color rosa pálido de hasta el 1%.

Los diferentes tamaños de cada forma de color, por su parte, muestran los diferencias radicales que existen entre los tamaños de las unidades municipales de todo el continente; muy grandes en los Estados bálticos, Turquía y el norte de Escandinavia, pero mucho menores en Irlanda, Grecia y la República Checa.

532c3df08

Suburbanización intensa en Europa del Este

Mira la sección oriental del mapa y verás que muchas ciudades, incluyendo Praga, Bucarest, y las ciudades polacas de Poznan y Wroclaw, están rodeados con un círculo rojo profundo que muestra un particular aumento de la población con un promedio anual de 2 por ciento o más. Como este trabajo del Instituto de Geografía de notas Universidad Jagellónica de Cracovia, las ciudades orientales comenzaron a extenderse en el nuevo milenio, ya que era su primera oportunidad de hacerlo en décadas.

Durante la era comunista, la falta de capital y de empresas de construcción privadas supusieron  un obstáculo en la construcción de viviendas unifamiliares, una restricción que sigue teniendo efectos en los primeros años del capitalismo gracias a las economías de rápida contracción y como consecuencia, la falta de dinero en efectivo a través de la región. A medida que la crisis económica se va calmando cada vez más capital inundada estas regiones y con el comienzo de este siglo  muchas ciudades comienzan a expandirse hacia fuera.

Crecimiento hacia el oeste

Ya sabemos por otros datos disponibles que Europa está experimentando una migración hacia el noroeste, pero el mapa BBSR añade complejidad a este cuadro y revela algunas interesantes micro-tendencias. El color azul oscuro de la sección oriental del mapa muestra que los años de vacas flacas para los estados orientales todavía no han terminado. Los residentes en Albania, Bulgaria y Letonia , en particular, continúan emigrando en busca de trabajo, mientras que incluso Alemania se está vaciando casi por todas partes, con la excepción de la región de Berlín.

El crecimiento demográfico en el noroeste, por su parte, está lejos de ser uniforme. Mientras que grandes sectores de tierra adentro del norte de Escandinavia están perdiendo gente, todavía hay un crecimiento modesto en las costas árticas. Y mientras las Highlands escocesas contienen algunas de las tierras menos pobladas de toda Europa, el noreste de Escocia muestra aumentos de población notables probablemente resultado de la industria del petróleo del Mar del Norte concentrada en Aberdeen.

En el otro lado de Europa, el mapa nos muestra aTurquía como un país sometido a una intensa actividad demográfica. La población está abandonando sus regiones para dirigirse a las cidudades de la costa provicando que el país se transforme en un mosaico vivo que muestra, posiblemente, las subidas y caídas más intensas que cualquier otro lugar en el mapa.

España resiste a la tendencia

En el caso de España parece claro que en el noroeste del país es donde la población se ha reducido más drásticamente, sobre todo en las provincias de Galicia y León, que durante mucho tiempo han sido conocidos por ser punto de partida de emigrantes.

Sin embargo, otras regiones que tradicionalmente eran menos dinámicas, como suroeste Murcia, han crecido. Esta tendencia continúa a lo largo de la costa mediterránea, donde los niveles de población han aumentado considerablemente. Una razón para esto es que las costas orientales de la Península son el lugar escogido por mucho europeos del noroeste para retirarse motivados por el buen clima y los bajos precios.

Este post ha sido creado a partir de la información que refleja el mapa del BBSR en conjunto con la datos de Citylab

[useful_banner_manager banners=7 count=1]

TYS MAGAZINE - Anunciantes

Víctor Bouzas Blanco

Licenciado en geografía y Postgrado en Tecnologías Digitales de Documentación Geométrica del CSIC. Especialista en diseño cartográfico y análisis geoespacial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba