Las ciudades colaborativas

Algo está cambiando en el ADN de nuestras ciudades . De los espacios de coworking a los grupos de consumo, de los coches compartidos a las monedas complementarias, compartir se está convirtiendo en la respuesta necesaria a los retos urbanos. Albert Cañigueral, autor de Vivir mejor con menos, lanza al aire la pregunta: «¿Quién no quiere vivir en una ciudad colaborativa?»

No es Amsterdam ni Copenhague, pero a su modo Bristol lleva reclamando desde hace tiempo el título de capital verde europea que por fin le llega en 2015, el año de acción ante el cambio climático.

El premio es un reconocimiento al activismo y al entusiasmo contagioso en esta ciudad de medio millón de habitantes que presume de ser la pequeña San Francisco del Reino Unido (con su puente colgante de Clifton) y que se jacta de haber sido la cuna del trip hop y del arte urbano, con Banksy como hijo pródigo.

Más de 750 grupos, asociaciones y empresas sociales hicieron causa común con el alcalde-arquitecto George Ferguson para impulsar la candidatura de Bristol, que se impuso en la recta final a Bruselas, Glasgow y Liubliana.

Leer noticia completa

Fuente: www.elmundo.es

TYS MAGAZINE - Anunciantes

Víctor Bouzas Blanco

Licenciado en geografía y Postgrado en Tecnologías Digitales de Documentación Geométrica del CSIC. Especialista en diseño cartográfico y análisis geoespacial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba