Cinco cosas que tal vez desconozca sobre los conflictos entre los seres humanos y la vida silvestre

En el Día Mundial de la Vida Silvestre, una conversación con la especialista superior en medio ambiente del Banco Mundial, Claudia Sobrevila, arroja luz sobre las complejas relaciones entre los seres humanos y la vida silvestre en Botswana, África, donde un proyecto a su cargo que respalda el Banco promueve el bienestar de los habitantes más pobres, así como de los elefantes y otros animales.

Botswana tiene alrededor de 2200 millones de habitantes y una cantidad estimada de 134 000 elefantes, la población más numerosa de este tipo de mamífero en África, (i) de los cuales solo entre el 20 % y el 30 % vive en zonas protegidas. Un estudio del Departamento de Vida Silvestre de Botswana, realizado a partir de informes de incidentes, registró 1212 conflictos relacionados con los cultivos y 1013 conflictos relacionados con el ganado en el distrito de Chobe; 1919 conflictos relacionados con los cultivos y 5666 conflictos relacionados con el ganado en Ngamiland, y 1712 conflictos relacionados con los cultivos y 8254 conflictos relacionados con el ganado en el distrito central entre 1994 y 2006.

1. ¿Dónde y por qué existen conflictos entre los seres humanos y la vida silvestre?

Los conflictos entre los seres humanos y la vida silvestre se concentran más y tienen un mayor impacto en las regiones agrícolas, donde el aumento de la población humana empieza a traspasar el territorio de los animales. Los elefantes, por ejemplo, los mamíferos más grandes que existen en la tierra, necesitan comer una cantidad suficiente de raíces, pastos, frutas y corteza para mantener sus enormes cuerpos, lo cual significa que un elefante puede destruir los medios de sustento de un agricultor pobre en una sola noche. Este es un gran problema en las zonas rurales de África.

El crecimiento de la población, la intensificación agrícola y la creación de riqueza han reducido el espacio donde vivir y los recursos tanto para los seres humanos como para los animales, creando conflictos. Las preferencias alimentarias de los animales y los patrones migratorios son muy importantes en esta rivalidad. Las personas cultivan en las cercanías de las fuentes de agua y tienden a cosechar en marzo y abril, en la misma época cuando los elefantes se desplazan hacia las grandes masas de agua

2. ¿Qué tipo de pérdidas puede causar la vida silvestre?

La fauna silvestre puede destruir los cultivos, los medios de sustento, la infraestructura y la vida humana. Es importante visualizar el tipo de agricultores de los que estamos hablando: estos agricultores son los más pobres de los pobres, que tienen explotaciones agrícolas de tan solo casi el doble del tamaño de mi oficina. Cuando un elefante aplasta una cerca, y se come todos los cultivos de una persona, eso es todo. La situación es peor cuando una mujer es la jefa del hogar, porque la agricultura para las mujeres representa seguridad alimentaria, es esencial para alimentar a sus familias, a diferencia del ganado que es mantenido como fuente de riqueza y usualmente su crianza está en manos de los hombres.

3. ¿Qué enfoques han funcionado para reducir los conflictos?

En el contexto del Proyecto de coexistencia de la vida silvestre y la vida humana en el norte de Botswana, respaldado por el Banco Mundial, el Departamento de Vida Silvestre y Parques Nacionales puso a prueba la eficacia de diferentes enfoques:

  • Cercas de ají: se pusieron ajíes en los alrededores de los cultivos para ahuyentar a los elefantes, porque a estos animales no les gusta el olor ni el sabor de esta planta. Un beneficio adicional es que las personas pueden también vender el ají y obtener un ingreso extra. Otra alternativa es colgar un trapo empapado con pasta de ají alrededor del perímetro de las plantaciones.
  • Quema de ladrillos de ají: el humo y el olor de la quema de ladrillos hechos a base de ají, con la ayuda del viento, llegan al lugar donde se encuentran los elefantes, lo cual impide que estos animales se acerquen, e incluso los mantienen a una larga distancia. Los ladrillos se fabrican con estiércol de elefante, semillas de ají y grasa, para que ardan por un periodo más largo. Estos han demostrado ser muy efectivos.
  • Cercas de abejas: este enfoque fue aplicado con éxito por un hombre que cuidó muy bien el perímetro de sus colmenas. Las abejas se usan para espantar a los elefantes e impedir que se aproximen.
  • Corrales con cercas eléctricas a prueba de depredadores: una de estas vallas se construyó en la aldea de Lesoma, conocida de otra manera como “La tribu de la arena”. La cerca era sólida y lo suficiente alta para ahuyentar a los animales que buscaban cazar el ganado y comerse los cultivos.
  • Perros guardianes del ganado: estos perros, cuando estaban bien entrenados, pudieron espantar a los animales, y en muchos casos evitar ataques de leones y chitas. Los perros tuvieron que ser sometidos a constantes reevaluaciones para que la interacción entre ellos y los animales que cuidaban no se tornara violenta.
  • Semillas de maduración temprana: la plantación de semillas de maduración temprana y una cosecha rápida antes de la migración de los elefantes también fue una manera efectiva de disminuir los conflictos.
  • Medios de sustento alternativos en el sector del turismo: capacitar a los adultos jóvenes para que trabajen en la industria del turismo relacionado con la vida silvestre, de modo que dependan más de la conservación de estos animales para obtener un ingreso. Esto puede generar actitudes más positivas entre las personas acerca de la fauna y la flora silvestre.

Image

Banco Mundial / Claudia Sobrevila

4. ¿Qué no ha funcionado o ha resultado difícil?

Todos los métodos descritos anteriormente funcionaron para al menos una persona en nuestro estudio de coexistencia. El aspecto complicado fue convencer a las personas de que pongan a prueba una solución simple, como crear cercas de ají y mantener abejas, para resolver un problema enorme, que ha empeorado con el tiempo y el aumento de la población.

También fue difícil enseñarles a las personas a cómo usar las colmenas y las plantas de ají. Se trata de habilidades muy singulares que requieren mucha práctica y paciencia. Se necesita tiempo para que las personas aprendan, vean y confíen en los resultados. Los agricultores tienen que cuidar sus cultivos y su ganado y, a menudo, se quejaron que no tenían tiempo para aprender y aplicar estos nuevos métodos.

5. ¿Cuáles son sus predicciones acerca de los conflictos entre los seres humanos y la vida silvestre para los próximos 10 a 15 años?

Es muy díficil saberlo. Si las personas y la vida silvestre aprenden a vivir en armonía, entonces habrá menos conflictos en Botswana, así como en otros países donde las mismas técnicas pueden ponerse en práctica.

Las personas que han usado los métodos con amplitud de miras y los han hecho funcionar deben animar a otros a usar estas técnicas y motivar a los jóvenes a conservar la fauna y la flora silvestre. Solo entonces, con los animales aún vivos y sus hábitats aún intactos, habrá un flujo constante de ingresos provenientes del turismo.

Image
Fuente: Banco Mundial
[useful_banner_manager banners=14 count=1]
TYS MAGAZINE - Anunciantes

Víctor Bouzas Blanco

Licenciado en geografía y Postgrado en Tecnologías Digitales de Documentación Geométrica del CSIC. Especialista en diseño cartográfico y análisis geoespacial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba