Amenaza ecológica y turística en las Galápagos

Las autoridades ecuatorianas han suspendido las actividades turísticas en dos playas de la Isla San Cristóbal, en el archipiélago de Galápagos, ante el riesgo que supone un buque carguero que encalló en esa zona el pasado 9 de mayo.

La Dirección del Parque Nacional Galápagos (PNG), que administra la reserva marina y terrestre de la región, decidió suspender de manera temporal el acceso a Punta Carola y Cerro Tijeras, de San Cristóbal, por considerar que se encuentran en la zona de influencia de eventual riesgo.

El buque «Galapaface I» encalló en una zona cercana a Puerto Baquerizo Moreno, capital de San Cristóbal y de la provincia insular de Galápagos, y las autoridades han ordenado acciones para reflotarlo y sacarlo de la reserva marina. Pese a que se ha logrado retirar el combustible y parte de la carga del barco, éste aún podría contener remanentes de carburante que suponen un riesgo para el medio ambiente de esa región protegida por el Estado.

El archipiélago de Galápagos, a unos mil kilómetros al oeste de la costa continental de Ecuador, es Patrimonio Natural de la Humanidad y el hábitat de numerosas especies autóctonas de fauna y flora, lo que le convierte, además, en uno de los principales núcleos turísticos del país. Tras el accidente, las autoridades ecuatorianas declararon una situación de emergencia en todo el archipiélago como medida para proteger su frágil ecosistema.

El pasado viernes, el director del PNG, Arturo Izurieta, informó de que todos los esfuerzos se centran en reflotar la embarcación para que sea remolcada fuera del área protegida que abarca 132.000 kilómetros cuadrados de reserva marina y terrestre.

«Se mantienen puestas las barreras flotantes de contención de hidrocarburos alrededor de la zona afectada y las barreras absorbentes para la recolección de cualquier tipo de agente contaminante en caso de que sea vertido por la embarcación», dijo.

Izurieta afirmó que de momento se han detectado «impactos menores en el ecosistema», especialmente alguna «alteración por movimiento del fondo marino debido al casco del buque encallado».

El PNG, que depende del Ministerio de Ambiente, precisó que Punta Carola y Cerro Tijeretas están próximas a Puerto Baquerizo Moreno y que son lugares muy transitados por turistas y la comunidad local.

El «Galapaface I» está varado a unos 150 metros de la playa de Punta Carola, subrayó el PNG en un informe emitido hoy. Las medidas adoptadas por las autoridades medioambientales buscan evitar cualquier tipo de riesgo para la seguridad humana, dado que la zona está intervenida para las labores de salvamento de la embarcación varada, añadió.

La suspensión de las actividades en esas dos playas -precisa el texto-, se mantendrá hasta que la situación de emergencia decretada por el Ministerio del Ambiente «haya sido superada». El suceso ha llevado a las autoridades insulares a plantearse alternativas «para que este tipo de acontecimientos no terminen en desastres lamentables», dijo Izurieta.

Fuente: La Razón

TYS MAGAZINE - Anunciantes

Víctor Bouzas Blanco

Licenciado en geografía y Postgrado en Tecnologías Digitales de Documentación Geométrica del CSIC. Especialista en diseño cartográfico y análisis geoespacial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba