Bosques flotantes

Los bosques flotantes están de moda, en varias ciudades europeas podemos ver árboles  «plantados» en el mar. 

Uno de los primeros fue el bosque creado en el mar Báltico. El dúo sueco de artistas  Simka (Simon Häggblom y Karin Lind)  ha diseñado una colonia de ‘arboles flotantes para tres ciudades alrededor del Mar Báltico – Umeå en Suecia, Riga en Letonia y Pori en Finlandia. Se utilizaron diferentes árboles, variando de abedules locales a otros autóctonos de otras ciudades con el objetivo de que el proyecto sirva como un elemento integrador que vincule a la población local en la creación de estos bosques flotantes. Estos árboles se vuelven a trasladar en invierno a tierra firme a parques locales.

bosques_flotantes_SIMKA
Bosques flotantes en el mar Báltico

Este proyecto se enmarca dentro de un proceso artístico, más que una experiencia ambiental o urbanística, a pesar de su gran repercusión en la ciudad.

La ciudad de Rotterdam (Holanda) también se ha propuesto colonizar sus aguas con pequeños bosques flotantes a lo largo de este año (2016). Este proyecto como el sueco surge de un colectivo artístico, en este caso de Mothership (EJeroen Everaert , Anne Van der Zwaag  y Jurgen Bey). El bosque flotante de Rotterdan está inspirado por la obra «En busca del habitus» de Jorge Bakker, que incluyó una serie de árboles en miniatura en las boyas de plástico en un acuario en la década de 1970 .

Morthership lleva desde el 2013 desarrollando un prototipo que sea viable, ya que los árboles no están adaptados a la dureza de este medio (oleaje, salinidad, etc). Por esta razón se trabajó con estudiantes de ingeniería ambiental de una universidad local llegando a la conclusión de que el equipo encontró que el olmo holandés sería la especie que mejor se adaptaba a este medio. El grupo descubrió el olmo crece rápidamente, tiene un madera fuerte que es resistente al agua y a los daños por el viento, y requiere poca poda.

Este bosque flotante se construyó en una dársena en desuso del puerto de Rijnhaven, Rotterdam.

Como en el caso sueco la idea es explorar la relación entre los habitantes de la ciudad y la naturaleza, además de darle un espacio verde a la ciudad.

bosques flotantes holanda
Bosque flotante en Rotterdam

Desde TYS Magazine nos gustan estas iniciativas desde el punto de vista artístico, ya que hacen mucho más atractiva la ciudad. Desde el punto de visa ambiental, creemos que son poco prácticas a pesar que en el caso holandés nos lo vendan como una medida para combatir el cambio climático.

Fuente: http://www.enterthemothership.com, http://www.dobberendbos.nl y  http://www.simka.se

[useful_banner_manager banners=18 count=1]

TYS MAGAZINE - Anunciantes

Jose Taboada

Licenciado en Geografía, Postgrado en Ordenación y Desarrollo Territorial (USC) y Master de Sostenibilidad y Responsabilidad Social Corporativa (USC).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba