Guía sobre la Certificación del Urbanismo Ecológico

Agencia de Ecología Urbana y el Ministerio de Fomento presentan esta guía para certificar planeamientos y actuaciones urbanísticas, garantizando un urbanismo ecológico.


La guía para certificar el urbanismo ecológico

 El proceso de certificación planteado en esta publicación tiene como objetivo la elaboración de un procedimiento instrumental que permita evaluar con criterios de sostenibilidad las actuaciones urbanísticas. Se plantea la aplicación de esta metodología en tejidos urbanos para aquellos municipios con un umbral poblacional mayor a 50.000 habitantes. No debe entenderse como un recetario directamente aplicable en cualquier territorio. La guía es metodológica en la medida en que establece los requerimientos de información necesarios, los indicadores y los pasos para su cálculo, así como los valores de referencia que se consideran mínimos o deseables.
La guía parte de un marco conceptual que define el modelo urbano sostenible de referencia;  el urbanismo ecológico, del que emanan los criterios para la certificación. Este modelo recoge los criterios de sostenibilidad del Libro blanco de la sostenibilidad en el planeamiento urbanístico español.
La guía recoge, en forma de fichas de indicadores, los condicionantes concretos que deben guiar las actuaciones urbanísticas. Las fichas se agrupan en dos grandes bloques: los indicadores de referencia en el caso de actuaciones de planeamiento de desarrollo  y los indicadores a aplicar en el caso de un proceso de certificación de tejidos urbanos existentes. Cada bloque es independiente del otro, ya que responde a situaciones distintas: nueva actuación y diagnosis de tejido existente. Sin embargo, como no puede ser de otro modo, los criterios de sostenibilidad empleados para definir los indicadores son los mismos, y los ámbitos de evaluación también lo son, ya que parten de un mismo modelo teórico.
El primer bloque consta de dos partes, una para analizar las características del  contexto en el que se introduce la actuación urbanística y otro para analizar la actuación propiamente dicha. De este modo no sólo se tienen en cuenta las medidas de sostenibilidad que se pueden introducir en el planeamiento de desarrollo, sino cómo éstas dialogan con su entorno. El primer apartado está formado por una batería de 30 indicadores y el segundo de 44, con  lo que el proceso de certificación de una nueva actuación urbanística se regula mediante el análisis de 74 indicadores.
El segundo bloque corresponde al análisis de los tejidos urbanos existentes. Contiene 52 indicadores diseñados para hacer una diagnosis exhaustiva del estado actual de las ciudades.
Ningún sistema de indicadores puede reducir la realidad de las ciudades a una consideración numérica, por potente que sea el sistema y lo sofisticada que sea la metodología utilizada. Sin embargo, sí puede ofrecer valiosas herramientas interpretativas, que ayuden en el proceso de toma de decisiones y que orienten la configuración de las ciudades hacia un modelo de urbanismo que incorpore en detalle todos los elementos que impulsan, de forma global, las piezas integrantes del modelo de ciudad más sostenible. Es lo que pretende el sistema de evaluación de indicadores que incorpora la guía, cuyo producto final sería la emisión de un certificado, por parte de la entidad certificadora, y la concesión de una acreditación o certificación a la propuesta específica de ordenación o al gestor público del sistema urbano objeto de certificación.


La certificación

La certificación es el proceso mediante el cual un tercero da garantía escrita que un producto, proceso o servicio es conforme a unos requisitos específicos. En este proceso intervienen tres partes diferenciadas, el organismo normalizador, que elabora las normas técnicas que sirven de base a la certificación, el organismo certificador, entidad independiente que garantiza el cumplimiento de las normas por parte del solicitante de la certificación y el organismo certificado, la entidad objeto de certificación que puede ser una persona jurídica, un producto o una persona.
Las certificaciones de urbanismo son procedimientos para introducir pautas y criterios de sostenibilidad tanto en los procesos de planeamiento y de proyecto de nuevos barrios como en la rehabilitación de espacios urbanizados o construcciones finalizadas. Estos instrumentos se conciben como una guía metodológica de ayuda a los agentes de la planificación para medir y acreditar la sostenibilidad de sus propuestas de ordenación según unos principios y estándares predefinidos.
Las certificaciones posibilitan el reconocimiento de proyectos urbanos en relación a los beneficios ambientales, sociales y económicos para la comunidad local y para planificadores, promotores y responsables políticos. Éstas pueden ser de carácter obligatorio o voluntario. La certificación obligatoria surge a través de la legislación, vía ley o reglamento que determina el cumplimiento obligatorio de normas o especificaciones técnicas y establecen la realización de procedimientos de certificación como medio de prueba de dicho cumplimiento. Las certificaciones voluntarias pueden o no tener su origen en un marco normativo. Normalmente las lleva a término una organización independiente que verifica que una empresa, productos o servicios específicos respetan los criterios establecidos en normas o especificaciones técnicas. Se conceden por un plazo determinado.
Las certificaciones de urbanismo a nivel internacional se realizan mediante un panel de evaluación de prerrequisitos (de obligado cumplimiento) y de indicadores. El método de evaluación verifica la consecución del grado de aproximación a los criterios y parámetros establecidos.
La certificación o acreditación finaliza con la emisión de un certificado y concesión de una etiqueta o sello con validez exclusiva para la etapa urbanística que ha sido evaluada y certificada.
 Fuente: http://www.bcnecologia.net
[useful_banner_manager banners=6 count=1]
TYS MAGAZINE - Anunciantes

Jose Taboada

Licenciado en Geografía, Postgrado en Ordenación y Desarrollo Territorial (USC) y Master de Sostenibilidad y Responsabilidad Social Corporativa (USC).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba